Home » LOPD – Ley Orgánica de Protección de Datos

¿Qué es la Ley Orgánica 15/99 de Protección de Datos, LOPD?

El lenguaje jurídico tiene su propia terminología cargada de tecnicismos en muchas ocasiones de difícil compresión para la inmensa mayoría de las personas que estamos obligadas a cumplir con ellas. La LOPD, igual  que otras leyes, está dividida en títulos estos en capítulos que a su vez se componen de artículos y que cuando comenzamos su lectura a los pocos minutos nos aburre y la dejamos para otra ocasión en la que podamos centrarnos más en su comprensión. 

La definición sería la siguiente:

La LOPD es una ley que obliga a los que para hacer su trabajo tienen datos personales. Y se encarga de vigilar que los datos que tenemos no los utilicemos para cuestiones distintas para la que fueron facilitados.

¿De quién tengo yo datos?

De trabajadores, de clientes, de proveedores, de pacientes, de visitantes de nuestra web, de las personas que dejan su currículo, de nuestros asegurados, de un alumno, de los padres/tutores de los menores de edad, de los asistentes a un evento deportivo/cultural, de los socios de la empresa, de los vecinos de la comunidad de propietarios, de los miembros de la asociación, etc.

¿Qué datos tengo?

Su nombre, su número de teléfono, su número de cuenta corriente, su domicilio, su foto, su voz, la matricula de su coche, su dirección de correo electrónico, datos de salud, de infracciones, imágenes captadas por nuestras cámaras de video vigilancia, sistemas de controles biométricos para el control de acceso y horarios de trabajadores, etc.

Resumiendo,  todos los datos que puedan identificar a una persona,  los usare solo para la prestación del servicio que requiere, la relación contractual que exista, la relación laboral que mantenemos, etc., y solo para eso,  debiendo adoptar medidas que en ocasiones son sencillas de aplicar y en su mayoría, de sentido común.

¿Quién sanciona?

La Agencia Española de Protección de Datos, AGPD, es el ente público encargado de velar por el cumplimiento del derecho fundamental a la protección de datos y por ende el que impone las sanciones por incumplimiento de la normativa vigente.

  • Infracciones leves:                       900 euros – 40.000 euros
  • Infracciones graves:                    40.001 euros – 300.000 euros
  • Infracciones muy graves:    300.001 euros – 600.000 euros

 

También hay otra definición mucho más simple y que suelo utilizar con frecuencia, es una expresión  originaria del derecho romano que dice, DURA LEX SED LEX, traducido al castellano LA LEY ES DURA PERO ES LA LEY.